El curioso caso del “óxido” del techo de los Tesla

Efecto óxido techo Tesla

Los Tesla Model 3 provocaron una oleada de comentarios de lo más variopintos. Su techo de cristal cambiaba de color, pasando a un llamativo color naranja. Pues bien, es tan sencillo como que se trata de un efecto óptico.

A qué se debe este efecto óptico

Los Tesla Model 3 y los Model X poseen un techo de cristal muy especial.

Está compuesto de dos paneles de cristal que se utilizan para dar forma al techo del Model 3. Estos están preimpregnados con una capa que repele los rayos ultravioleta para dejar pasar la luz del sol, protegiendo a sus ocupantes y evitando que el interior del coche se caliente. Es algo primordial porque conectar del aire acondicionado cuando la temperatura externa es elevada afecta a su autonomía.

Pero en principio son techos negros. ¿Qué ocurre cuando entramos en las estaciones más frías para que se vuelvan naranjas?. Debido a la humedad acumulada durante la noche se crea una capa de gotas de agua. Estas gotas crean, por el fenómeno de la refracción, un reflejo anaranjado proveniente del tratamiento contra los UVA.

Efecto refracción sobre el techo Tesla

En el techo de los Tesla X también ocurre lo mismo pero no se apreciaba debido a su altura de 1,70 m.
Así que nada de oxidaciones ni efectos mágicos. Todo tiene su explicación y en este caso el efecto es bien llamativo.

Los coches eléctricos empiezan a aparecer en el mercado. Quién sabe si más adelante adquiriremos uno. Pero seguro que la mayoría poseemos uno de gasolina o incluso de diésel y los mantenemos en buen estado, tanto su exterior como su motor y su habitáculo. En este caso podemos contar con lovecar.es para proteger los suelos y los asientos con las alfombrillas de coche, las fundas de asientos de coche y las alfombrillas de maletero.

Deja un comentario