Alquilar su vehículo: ¿es realmente una buena idea?

El número de contratos de alquiler de vehículos no para de aumentar y representa desde ahora un tercio de las financiaciones para los coches nuevos. Vamos a analizarlo.

Podemos constatar una afluencia que invade el mundo del automóvil. Los contratos de alquiler se han multiplicado por 4 estos últimos siete años. Y actualmente es, como acabamos de decir, un tercio de las financiaciones de coche nuevos.

El atractivo de un alquiler de bajo coste

Resulta difícil escapar a la tentación. Casi todas las publicidades del automóvil tratan de atraernos con ofertas increíbles. Por un alquiler mensual interesante puede conducir el vehículo de sus sueños. ¿Un Mini por 300 euros mensuales? Es posible. Y en el caso de ver ofertas por 3 euros/día es complicado no dejarlo pasar.

¿Qué elegir: alquiler con opción a compra o alquiler de larga duración?

Dos fórmulas principales se proponen generalmente: alquiler con opción a compra y el alquiler de larga duración. Un mismo principio con la diferencia de la posesión o no del vehículo.

Con el alquiler con opción de compra, usted puede ser propietario del vehículo al finalizar el contrato. El precio de cesión se determina previamente, en función del valor residual. Es decir, el valor estimado del vehículo de alquiler.

La duración media del contrato está entre dos y cuatro años. Al principio del contrato, usted debe ingresar un valor equivalente a un 10 o 15 % aproximadamente del precio del vehículo.

Con el alquiler de larga duración todo está incluido: mantenimiento, la revisión, el seguro. Su presupuesto se fija antes. Este servicio le da tranquilidad.

¿Qué ventajas de los sistemas de alquiler?

Primera ventaja: puede rodar en coche  nuevo incluso sin tener fondos para comprar uno nuevo.

Segunda ventaja: nada de sorpresas desagradables. Usted paga su mensualidad y es todo. En caso de problema mecánico usted lleva el coche a su concesionario. Este último se hará cargo de todo, sin riesgo, por tanto de gastos imprevistos.

Última ventaja: ningún problema para revenderlo. Como un vehículo se devalúa rápido (25% el primer año) este sistema de alquiler evita pasar por esta etapa.

Y, sin embargo, hay algunos inconvenientes

Todo no es de color rosa con las dos fórmulas.

Tanto para un alquiler como para el fin de semana, existe un principio de forfait kilométrico. Así, si usted opta por un forfait comprendido entre 40000 y 75000 kilómetros y sobrepasa el límite, cuente de cuatro a cinco céntimos de euros por kilómetro de más recorrido.

Además, hace falta ser particularmente cuidadoso. Porque si al finalizar el contrato su vehículo ha sufrido daños no escapará a las penalidades que se le puedan imponer. Cuando devuelve el vehículo, un experto lo examinará de forma minuciosa y nada se le escapará. Para evitar problemas, piense en protegerlo. Invierta, para ello, en unas fundas de asientos de coche a medida de calidad y alfombrillas de coche de alta gama que protegerán eficazmente su interior. Y antes del día de la revisión por el experto haga una revisión en el taller.

 

 

 

Deja un comentario